jueves, marzo 02, 2006

TERRORISMO CATÓLICO


Un hombre ha depositado en el Teatro Alfil de Madrid un artefacto rudimentario a pocos metros del camerino personal de Leo Bassi, que está representando la obra 'La Revelación'. El suceso se registró a las 21:30 horas de ayer, momento en que el controlador de la sala del teatro recorría los pasillos y vio como un hombre abandonaba rápidamente un compartimento próximo a un palco del teatro, donde descubrió una mecha encendida que pendía de una botella con gasolina y pólvora.

Al introducirse en el habitáculo, que estaba lleno de rollos de papel de atrezo y de cortinas, descubrió una mecha ardiendo con la que el agresor pretendía hacer explotar un artefacto casero que hubiera provocado la propagación de las llamas por todo el recinto. Al lugar de los hechos se trasladaron brigadas de la Policía y del Tedax para analizar el artefacto y emprender la investigación sobre el causante de un acto que pudo causar una auténtica tragedia.

Antes todos nos creíamos que el terrorismo religioso tenía una raíz únicamente islámica. Bienvenidos, ahora, al terrorismo católico.

3 comentarios:

Diego López dijo...

Lo que yo digo siempre: "locos hay en todas partes". Ahora es el momento de que los verdaderos católicos se den cuenta de que no sólo los islámicos son los 'chiflados'. Como decía de mi abuela 'El que se ríe del vecino, su mal viene en camino'. Eso lo digo por los que se reían de las locuras que hacen los terroristas, por que sólo son eso terroristas, que se basan en el islam para atentar contra la humanidad.

Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Bienvenidos? Pero si la Iglesia Católica es la institución con más delitos de sangre de la Historia. Autos de fe, Torquemada, guerra civil, cruzadas...

christian dijo...

Pensaba decir más o menos lo que el usuario anónimo....