viernes, diciembre 30, 2005

EMPATÍA PARA EL NUEVO AÑO


Acaba el año y empieza otro. Acaba un ciclo y empieza otro. En lo personal, acabo en Madrid y comienzo en Jaén, en Canal Sur TV. En lo colectivo, las vidas transcurren de forma supuestamente normal, más mal que bien, entrelazadas entre sí, con deseos que se frustran en la mayoría de los casos y se cumplen en escasas ocasiones. Todos, con nuestros mecanismos de evasión ante este sucio mundo (en mi caso el fútbol y últimamente los sudokus), intentando que el amor no nos juegue malas pasadas y que los nuestros sigan siendo eso: nuestra gente.

Yo le puedo pedir mil cosas a 2006, pero aunque suene a tópico sólo pido una: salud. Bueno, voy a pedir otra: empatía. Según el diccionario de la Real Academia Española, empatía es “identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro”. Si podemos llegar a cumplir esa condición, lograremos cotas más altas en progreso personal y colectivo.

Entiendo que puedo ser considerado como excesivamente ingenuo (sólo falta ‘Imagine’ como música de fondo), pero con un poco de empatía, de ponernos en los zapatos de los demás, creo que muchos de nuestros problemas cotidianos estarían resueltos. Empatía es comunicación, hablar con el otro, entenderle, saber escuchar y saber decir la palabra justa. Empatía es convivir. Y como diría mi amigo Gaspar Rosety, "la discrepancia enriquece la convivencia”.

Pido empatía también en el terreno político. Pido empatía hacia el otro, el que procede de una tierra distinta (inmigración), el que es de tu tierra pero es distinto a ti (Catalunya, Euskadi, Galicia), el que es igual a ti pero piensa distinto (derechas, izquierdas), el que vive en tu tierra pero pertenece a otro grupo social (empresarios, obreros). Empatía es diálogo. Responsabilidad de Estado. Responsabilidad periodística a la hora de utilizar la libertad de expresión. La empatía puede recoger todo eso.

Lamentablemente la empatía no es compatible con el sistema capitalista en el que estamos inmersos, con la competencia constante entre trabajadores del mismo ramo (yo lo vivo todos los días), con las estrategias utilizadas en la política, la economía y muchas otras áreas. Pero es lo deseable. Como deseable es que todos vosotros seáis felices, en la medida de vuestras posibilidades, con lo que tenéis, disfrutando del momento. La felicidad nace de uno mismo y la empatía nos puede ayudar. FELIZ 2006 A TODOS Y A TODAS.

3 comentarios:

Doctor Life dijo...

God Bless you.

guso dijo...

Intenta sé feliz en el nuevo destino que te depara la vida. Un saludo.

OORANOS dijo...

Have a good time