martes, mayo 25, 2010

HISTORIA DE UN OJO MORADO (3)

Me da la sensación de que a lo largo de la tarde se ha ido formando un ligero arco en forma de ojera, que es lo que ahora constituye mi querido ojo morado. Me estoy aplicando una pomada que se llama 'Arnidol' pero me parece que sólo va a servir para que se forre la farmacéutica correspondiente. Al mismo tiempo, se van levantando pellejos... Procuro no tocar. La gente ya me para por la calle para saber quién me lo ha hecho y sobre todo cómo (mira que somos morbosos) y ya he dicho que "me pegan en el trabajo" (es broma, claro). Es como cuando me preguntaban en el colegio sobre la escayola que llevaba. Nunca me gustó que me la firmaran. El resto de mis compañeros de clase sí lo permitían. Yo no. Es extraño. Hoy no me hubiera importado que escribieran o dibujaran en la venda. Bueno, sí me hubiera importado porque salgo por la tele... Por cierto, hay quien me dice que no hablo de cosas más importantes, como por ejemplo la que se ha liado en el Senado. Visto lo visto, con el poco comentario que merecen determinadas actitudes, prefiero seguir hablando de mi ojo morado.

2 comentarios:

eduabellan dijo...

Pero si eso es un moraillo de na!!!!!, preguntale a tu compañera como traía yo los ojos jajajajaj... Mucho animo hombre, y aunque no te gusten los consejos... ahi va uno desde el cariño... Para un ojo morado no hay nada como una gasita empapada en manzanilla bien fria, y si alguien mas te pega me lo dices y actuamos conforme a la ley jajajaja. Abrazos

javierlunaro dijo...

Gracias Edu por tu apoyo...