miércoles, mayo 12, 2010

NUESTRO FUTURO Y NUESTRA CARTA

There are unsmiling faces in fetters and chains
On a wheel of perpetual motion
Who belong to all races and answer all names
With no show of an outward emotion

And they think it will make their lives easier
For God knows up till now it's been hard
But the game never ends when your whole world depends
On the turn of a friendly card

No the game never ends when your whole world depends
On the turn of a friendly card

Es decir que...

Hay caras sin sonrisas todas encadenadas
a una rueda de movimiento perpetuo
que pertenece a todas las razas y responde a todos los nombres
y que expresan emoción alguna

Y ellas (las caras) piensan que eso hará que sus vidas sean más fáciles
y por Dios hasta ahora ahora ha sido duro
Pero el juego nunca acaba cuando el mundo entero depende
de sacar una buena carta

No, el juego nunca acaba cuando tu mundo entero depende
de sacar una buena carta.

'The Turn of a Friendly Card', una de las creaciones musicales de calidad eterna que nos ha brindado The Alan Parsons Project, mi gran icono musical.

¿Destino, azar, propia elección? Posiblemente si no hubiera elegido un trabajo de tele-operador que para nada pegaba con mi desarrollo profesional como periodista nunca hubiera conocido a Mira, mi amiga Mira, a la que he podido ver esta tarde. Ella vive en Helsinki y trabaja en la Embajada de España. Nos podemos ver muy pocas veces y esta tarde he pasado con ella algo más de tres horas. Momentos de conversación, de confesiones y de secretos. Momentos de confirmación del bien más preciado que una persona puede tener, la amistad. ¿Quién no se acuerda de la frase de Ninny (Jessica Tandy) a Evelyn (Kathy Bates) en el final de la película 'Tomates Verdes Fritos'? Sin embargo, esa amistad me ha llegado por un camino que yo he escogido libremente, aunque quizá con el punto de azar que te da una buena carta. También podía no haber ido aquella noche del 27 de enero de 2007 a un pub de Jaén, y podía no haber jugado la carta... pero mi vida ahora sería un pelín más triste.

2 comentarios:

Randle dijo...

Esa carátula de LP me hace estremecer.

javierlunaro dijo...

A mi también me emociona. Para mí 'The turn of a friendly card' confirma a The Alan Parsons Project como una de las mejores formaciones musicales de la historia.