viernes, julio 02, 2010

NO TENGO TIEMPO PARA LO IMPORTANTE

Es final de mes y principio del siguiente. El trabajo me marca la vida y mis vacaciones no llegarán hasta agosto. No me quejo. Un mes de descanso es lo justo para cualquier trabajador y yo, al fín y al cabo, tengo trabajo... pero echo de menos lo importante: estar con mi pareja para impregnarme de ella todo lo posible y que ella se impregne de mí, estar con los míos y decirles que les quiero, leer todos los libros que tengo pendientes, escribir aquella novela que me dejé a la mitad, repasar la que ya tengo hecha, ver todas las películas que deseo y todos los conciertos posibles, escaparme a aquella cala naturista que sólo unos pocos sabemos... vivir en definitiva. Pero me voy a dormir pensando en que mañana debo pagar un alquiler, una plaza de aparcamiento, hacer traspasos bancarios... En suma, estoy obligado a hacer lo urgente que se antepone siempre a lo importante.

3 comentarios:

Jesús Garrido dijo...

Aficiones compartidas, conozco la cala, o la supongo entre varias, aunque la evolución sin perder la costumbre nos lleve a lugares más sibaritas.

Pilar dijo...

Cuatro semanas para tus vacaciones, con sus 20 días de trabajo, ya queda menos en la cuenta atrás...

javierlunaro dijo...

Y me debería sentir afortunado porque yo al menos tengo trabajo... No sé, he reflexionado después y si un parado lee lo que he escreito puede sentirse incluso ofendido.