sábado, septiembre 18, 2010

EL PAPA DICE QUE "EL ABUSO DE LA RAZÓN PROVOCÓ LA DIFUSIÓN DE LAS IDEOLOGÍAS TOTALITARIAS DEL SIGLO XX"

En más de una ocasión he hablado de mi agnosticismo, de mi defensa de la laicidad en el Estado y de mi crítica a la gestión de determinados asuntos por parte de la Iglesia Católica. Durante estos días, en el Reino Unido, el papa Benedicto XVI, se ha metido en política de forma un tanto peligrosa. No me sorprende, pero lo que me escandaliza es que compare el racionalismo en la vida pública con los totalitarismos del siglo XX.

Razón y totalitarismo son términos contradictorios, pero la manipulación del lenguaje por parte del clero es soberbia y el párrafo siguiente del discurso del papa ayer en Westminster da la vuelta al más pintado: "Sin la ayuda correctora de la religión, la razón puede ser también presa de distorsiones, como cuando es manipulada por las ideologías o se aplica de forma parcial en detrimento de la consideración plena de la dignidad de la persona humana. Después de todo, dicho abuso de la razón fue lo que provocó la trata de esclavos en primer lugar y otros muchos males sociales, en particular la difusión de las ideologías totalitarias del siglo XX. Por eso deseo indicar que el mundo de la razón y el mundo de la fe —el mundo de la racionalidad secular y el mundo de las creencias religiosas— necesitan uno de otro y no deberían tener miedo de entablar un diálogo profundo y continuo, por el bien de nuestra civilización".

Pero hay más. En las primeras palabras del papa en Escocia, concretamente en Edimburgo, Ratzinger habla de "la tiranía nazi que deseaba erradicar a Dios de la sociedad" y del "extremismo ateo del siglo XX". Otra pirueta lingüística de este prestidigitador de la palabra (de Dios).

Vamos a ver... Beatísimo Padre (que creo que es la forma correcta de dirigirse a usted en una carta): Le ruego que escuche las reflexiones de este humildísimo agnóstico (admirador del arte sacro, como la Capilla Sixtina, pero más admirador aún del libre pensamiento) ante sus manipulaciones sobre el ateísmo y el racionalismo. En primer lugar, la razón no es "presa de distorsiones", sino objeto de debate. El debate es la práctica de la razón y eso jamás puede llevar ni al régimen nazi que usted sufrió (los le defienden siempre recuerdan que fue a las Juventudes Hitlerianas obligado y que luego hasta desertó). Usted habla de diálogo entre fe y razón, cuando, siempre bajo mi punto de vista, son términos tan compatibles entre sí como el agua y el aceite.

Fe es creer en lo que no ves. La razón intenta explicar las cosas. La razón también intenta explicar la fe, y no hay argumentos ni pruebas sobre la existencia de Dios. Como no me quiero liar en discusiones filosóficas porque de quien estoy hablando es del papa y de cómo ha comparado el racionalismo con los nazis, de los que él formó parte, os avanzo el manifiesto de Ateus de Catalunya (en su traducción en castellano) y evidentemente me gustaría que opinarais todos los que estais leyendo esto (más abajo lo podéis hacer y así montamos un pequeño foro)

Pero antes de terminar, quisiera mencionar una cosita más porque si no reviento. En el discurso de Escocia, Joseph Ratzinger, reivindica textualmente "la raíz cristiana que sustenta las libertades" del Reino Unido. ¿Cristianismo es libertad? Si partimos de la base de que la religión parte de una verdad revelada, ¡menuda libertad! Además, ¿cómo puede hablar de libertad el mandamás de una Iglesia que ha encubierto durante años el abuso sexual a menores, de una Iglesia que se opone a la libre sexualidad, el libre uso de métodos anticonceptivos, la libertad e igualdad de la mujer y otras libertades fundamentales?, ¿qué lecciones nos quiere dar?

Y otra cosa más. En el discurso de Westminster de ayer, el papa habla de "la reducción de la deuda, en el comercio justo y en la ayuda al desarrollo", de "la responsabilidad medioambiental", y de en qué se puede usar "0,7% de la renta nacional a la ayuda al desarrollo", por poner unos pocos ejemplos. Señor Ratzinger, si quiere hablar de política en Londres, quítese la sotana y póngase traje y corbata o cualquier vestimenta civil. Eso sí, le dejarán de llamar "Beatísimo Padre".

2 comentarios:

eduabellan dijo...

Demasiado duro y subjetivo, pero como tu bien has dicho en alguna ocasión "Aquí pone Blog Lunaro".

Al "lider católico",su Santidad el Papa, Beatisimo Padre o como protocoláriamente se le llame, es fácil y barato criticarle cualquier cosa que haga o diga ( Y que conste que a mi...).

Es curioso, si alguien se atreviera a criticar tan duramente al "lider islamista", Iman,musulman,hombre que vende alfombras o como protocoláriamente se le llame, seguramente ya se oirían las voces de esos que zumban como moscas cojoneras gritando ¡Racista, xenófobo, intolerante, nazi, facha!... Alaaa!!!.

En este caso, ¿Que es lo que debería de gritar yo, ¡ateo, rojo, comunista!?. No hombre no.

Su Santidad el Papa, no se mete peligrosamente en política, porque te recuerdo que el es Jefe de Estado, y no creo que debiera quitarse el atuendo y vestirse con traje y corbata, al igual que cuando cualquier moro visita un pais occidental no se desprende de sus vestimentas.

Por cierto no has mencionado nada de como se ha pronunciado contra la pederastia diciendo sentirse avergonzado, cierto es que la Iglesia tenía que haber pedido perdón hace mucho tiempo, pero oye, que maestros pedófilos ha habido muchos miles en todo el mundo, y aun no he visto al Ministerio de Educación y Ciencia pedir perdón ¿eh?.

En fin amigo Javi, podria escribirte la biblia (nunca mejor dicho), pero este blog es tuyo y no mio, asi que me conformaré con que solo captes mi casi total desacuerdo con tus palabras.

Siempre desde un gran respeto, y con tu consentimiento te escribiré cuando me de la gana, que para eso soy libre, gracias en parte a la Iglesia católica, pero esto ya se extiende demasiado...AMEN

javierlunaro dijo...

"Este blog es mío". Cierto, pero sin gente como tú no tendría sentido. De hecho, si hay posibilidad de comentar y debatir es por algo.