jueves, marzo 26, 2009

VOTAR POR OBLIGACIÓN

Según tengo entendido, hay países donde la constitución dice que votar es un "deber cívico" y donde la abstención por lo tanto está prohibida. Es la única manera de darle total legitimidad a una elección o a un referéndum. A todo esto, no estaría mal ir convocando referéndums por diferentes causas como la cadena perpetua para pederastas y maltratadores (revocable, por supuesto, según la rehabilitación del interno acreditada por un comité). Hablo del temita de marras porque parece que en España nuestros políticos tienen miedo a convocar referéndums. Parecen no entender que la gente debe tomar decisiones y que ellos, como buenos servidores públicos, deben acatarlas.

Todo esto viene porque he podido disfrutar de la lectura de un estupendo artículo del Instituto Interamericano de los Derechos Humanos y de los blogs de mis amigos Juan Antonio Sánchez o de José Manuel Martín Ruíz. Juan Antonio se inclina más a dar contenido a la figura del que vota en blanco o no vota y José Manuel considera que a un reféndum no se le puede quitar legitimidad porque sólo vote el 20% de la gente. Yo añado que en las mediáticas elecciones de Estados Unidos, nadie discute que Obama haya ganado pero la participación suele ser del 25%. Quizá yo me inclino por un voto obligatorio, pero incluyendo una papeleta absolutamente en blanco. Porque votar en blanco también es una opción y tiene un porqué e incluso en el Parlamento debería haber una bancada de escaños "en blanco".

7 comentarios:

Alberto Bueno dijo...

Sinceramente, yo apostaría por el "voto obligatorio", dejando la opción de votar en blanco. Eso por un lado.

Por otro, estoy totalmente de acuerdo contigo en que a nuestros políticos parece que les da miedo el convocar referéndums... por algo será, digo yo.

Un saludo

PD: en EEUU, hasta la inscripción en el censo electoral es voluntaria.

Charro dijo...

De momento, votar es un derecho. Luego no votar, es un derecho también.

¿Convertir el voto en una obligación? Bueno, vale, de acuerdo. Pero entonces habrá que fijar una sanción para todo aquel que no cumpla con su deber. Creo que esto en España sentaría muy mal.

Respecto a los referéndums... ¿quién determina quién debe votar ese referéndum? Porque, por poner un ejemplo, si los habitantes de Murcia quieren hacer un referéndum para pedir un trasvase de agua... ¿Quién debe votar en ese referendum? En el caso de la independencia de País Vasco ocurriría lo mismo: ¿Quién debería votar en ese referendum? ¿Los vascos? ¿Los vascos que viven en el País Vasco? ¿Todos lo que vivan en el País Vasco, incluyendo a los que no sean vascos? ¿Todos los españoles? ¿Todos los que viven en España, aunque no sean españoles?

Charro dijo...

Por cierto, tengo una duda... se dice referéndums? referendos? referéndumes?... no lo tengo claro, la verdad.

Javier dijo...

Sobre tu duda léxica, ni flowers, amigo... Y en cuanto a un referéndum de autodeterminación, tengo muy claro que deben votar los aludidos (vascos, catalanes...).

Alberto Bueno dijo...

En todos los países en los cuales el votar es una obligación tal sanción existe, que suele ser una pequeña multa económica. Lo que ocurre es que muy raramente se lleva a la práctica tal sanción.

Respecto a esos plurales, si no me equivoco -y si no, que se me corrija- el plural de referendum es... referendum :) Le pasa igual que, por ejemplo, a memorandum y el resto de palabras con esa terminación.

Un saludo

Alberto Bueno dijo...

Me acabo de dar cuenta que yo, que he dicho cómo creo que se hace el plural de referendum, he escrito, en el primer comentario, el plural con -s... anda que... :D

Charro dijo...

Los aludidos? Y quién determina quiénes son los aludidos? Repito: vascos que viven en el País Vasco, no vascos que viven en el País Vasco, vascos que viven fuera del País Vasco, todos...?

Tu respuesta no aclara nada. Al menos, a mí no me aclara nada.