lunes, noviembre 17, 2014

AL SOCI NO SE LI POT ENGANYAR... MÉS!

Núñez y su abogado
El ex presidente del Barça, José Luis Núñez, ingresa en prisión. El fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled se había opuesto al recurso de súplica presentado ante la Audiencia de Barcelona por la defensa de los Núñez, su último intento para evitar que ambos procesados entren en prisión para cumplir la condena de dos años y dos meses de cárcel que el Supremo les impuso por el "caso Hacienda". Se trata de haber sobornado a inspectores para evitar sus obligaciones ante el fisco. Estamos hablando de dos años y dos meses de prisión para cada uno. Según la sentencia, "no se trató de una conducta ocasional, puntual, episódica y de escasa trascendencia, sino de un comportamiento continuado que se prolongó durante diez años". Aún así, no me creo que Núñez esté dos años enteros en prisión. Es más, tanto Núñez padre como Núñez hijo "No ha dado la menor muestra de arrepentimiento y contrición", por lo que no se le puede considerar rehabilitado o reinsertado.

La fiscalía le acusó de sobornar inspectores de Hacienda con pisos, aparcamientos y dinero para eludir el pago de impuestos. Los avezados inspectores habían comprado viviendas a empresas de Núñez a precios muy por debajo de los de mercado. Josep Maria Huguet residía en un piso del paseo de la Bonanova construido por la empresa "Núñez y Navarro", en el que, casualmente, también vivió unos años Lluís Prenafeta, ex secretario general de la Presidencia de la Generalitat, y también metido hasta el cuello en el caso Palau, que fue llamado a declarar en el caso Hacienda, pero como testigo. Núñez estaba tan bien relacionado con Hacienda que consiguió colocar algunos edificios de su promotora que la Agencia Tributaria todavía ocupa en la actualidad. Se supone que estas últimas operaciones eran legales... I és que al soci no se li pot enganyar... més!