lunes, septiembre 25, 2006

SELECCIONES CATALANAS: VUELVE LA POLÉMICA


Otra polémica más donde el deporte y la política se mezclan peligrosamente. La nueva campaña publicitaria de la Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes muestra a un 'niño malo' con una camiseta roja y a un 'niño bueno' con la camiseta de las cuatro barras. No me lío con explicaciones. Mejor que lo veais si pulsais aquí.

Avanzo mi opinión. La estrategia publicitaria está bien hecha porque es netamente provocadora y, como diría un catalán genial, Salvador Dalí, "el que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos". Desde el punto de vista ético, el anuncio es una marranada porque muchos niños catalanes sienten ambas camisetas y no son tan estúpidos ni prepotentes como el español del anuncio (y la mayoría de los niños españoles tampoco son así). Pero hay más: usar a niños para campañas de tinte político es simplemente nauseabundo. Yo personalmente estoy trabajando con la ley del menor y sus límites casi a diario, y si esa ley existe debe ser para algo. Además, estamos ante un ejemplo de nacionalismo maniqueo y zafio que insulta la inteligencia del espectador catalán, que tiene bastante más capacidad para discernir las cosas.

Y si quereis saber lo que pienso sobre las selecciones catalanas, os comento, como catalán que soy, que es algo que puede colar en deportes donde Catalunya aporta el 90% de sus componentes a la selección española (hockey patines, waterpolo, etc.), pero que no tiene excesivo sentido en modalidades como fútbol y baloncesto, donde los organismos internacionales y las dinámicas de las organizaciones de competiciones van a que cuantas menos federaciones haya mejor.

Lo digo de otra forma: si la FIFA, por poner un ejemplo, permitiera que Catalunya tuviera selección propia tendría que permitir otro tanto a varias naciones sin Estado más, con lo que tendríamos un gigantismo en fases previas de campeonatos mundiales muy difícil de asumir. No hablo de derechos nacionales, sino de una organización mínimamente práctica en competiciones que, con lo que hoy ya tenemos, son muy difíciles de estructurar.

2 comentarios:

Marc dijo...

No coincideixo amb la teva anàlisi: els nens "s'utilitzen" en molts espots publicitaris i fins i tot en propaganda electoral. I a més, es miri com es miri, el que reflecteix l'anunci és la realitat, com també ha dit Oleguer Presas. Crec que és molt gràfic i el missatge final és el que val ( i que tots els nacionalistes espanyols s'han passat per alt): és igual la samarreta que vesteixis, te la treus i punt, perquè tothom té dret a jugar en igualtat de condicions.

Sadurní dijo...

hola Javier,

soy catalán, y deportista desde los tres años.
Te contaré mi primera experiencia deportiva fuera de Catalunya, un partido amistoso por la Paz en Madrid entre dos equipos de niños de 7 años. El partido empieza con dos pancartas en las porterías, dicen : "catalanes=cerdos" sobre una bandera española. Estas pancartas estarán presentes durante todo el partido de esos niños de 7años.
Al cabo de 15 minutos empiezan a cantar los espectadores a favor del equipo local, como es lógico.
Marcamos el primer gol, alegría, abrazos y felicitaciones entre nuestros jugadores...
Abucheos del público, insultos rascistas, insultos contra los jugadores (niños de 7 años), contra nuestros padres y contra Catalunya.
El ambiente se caldea al marcarles el segundo gol, alegría y mucho miedo por el lanzamiento de latas, botellas, mecheros...(a niños de 7 años)
Los insultos aumentan, el racismo y la catalanofobia nos da miedo (niños de 7 años) y dos compañeros empiezan a llorar en una situación muy delicada. El árbitro pita el final del primer tiempo...
El ambiente del vestidor es terrible, llantos, mucho miedo y ataques de nervios (niños de 7 años). La mitad del equipo no quiere salir a ese matadero y el entrenador, impotente y también con miedo, habla con el árbitro de la situación.
Resultado: el árbitro da como ganador al equipo local entre grandes aplausos del público y gritos de españa-españa-españa...
Esta experiencia sucedió hace 14 años, pero se repite entre los equipos de todas las edades que salen de Catalunya...incluso hay demasiadas actas arbitrales donde se sanciona a un jugador por hablar en catalán...¡en el 2006!

Si esta experiencia marcó mis 7 años con una rotunda negativa a jugar fuera de Catalunya, imagínate más adelante cuando me convocan a participar en un torneo internacional pero se nos obligan a vestir la camiseta de la selección española, porque a la selección catalana no se le permite competir. Es decir que la Federación Española prohibe a los niños de 9 años de Federación Catalana competir con sus colores y le obliga por ley hacerlo con los colores españoles (tanto si gusta como si no a todos los niños de 9 años).

Esta experiencia sucedió y sucede actualmente a los niños y niñas catalanes...lo sabes muy bién.

Y, ahora, me gustaría saber tu opinión (imparcial por favor...) sobre esa ley del menor con la que trabajas y sus límites...y si esto es fruto de un nacionalismo español maniqueo y zafio...o es legal porque la FIFA ...

Por cierto, no quise jugar en la selección española. Pero te diré que no jugué por el miedo que todavía tenía en el cuerpo, no pude ir a otros partidos fuera de Catalunya hasta los 13 años. Mi infancia deportiva quedó condicionada por esa cruel hazaña nacionalista española, pero quedé muy afectado por dos compañeros de equipo que lo dejaron.

Ahora se critica el anuncio de la Selecció Catalana, utilizando los argumentos de que salen niños como cebo para la catalanofobia dirigida....callando sobre todos los demás anuncios donde salen niños en situaciones forzadas (Iberia, Volkswagen, campaña de la Constitución...)y silenciando las crueldades que los niños sufren cada fín de semana en esos campos llenos de odio, racismo y despotismo...

Saludos