domingo, septiembre 03, 2006

LOS SUEÑOS PUEDEN CUMPLIRSE

El equipo español de baloncesto ha logrado lo que no ha sido capaz casi ninguna selección deportiva. Quizá el balonmano, el waterpolo, el hockey... pero nada más. El deporte español necesitaba un triunfo colectivo más allá de los 'cracks' individuales, más allá de Indurain, Fernando Alonso o Rafa Nadal. Y ahí está. No sólo con merecimiento, sino con un paseo militar ante una Grecia que se presentaba temible y que al final no ha sido prácticamente nada.

¡Defensa equipo!, ¡defensa equipo! Esa es la frase de Pepu Hernández desde el banquillo. Esa es la clave de ruptura que hizo que España sacara diferencia en el marcador en el primer cuarto y llegara hasta los 20 puntos de ventaja antes del descanso. Quizá en el tercer cuarto España fue a gustarse, precipitándose en tiros de tres, pero como defensívamente el equipo de Pepu no había perdido el tono, la ventaja más o menos se conservaba. Y el último cuarto fue un paseo donde a los griegos se les notaba hundidos psicológicamente y donde el trabajo era para Pepu, que se volvía loco por conservar la concentración. Final del partido: 47-70. Y las lágrimas de Pau Gasol.

¿Y ahora qué? ¿Aumentará la afición por el baloncesto en España o seguiremos como estamos, con el monopolio del dios fútbol? Pues yo creo que éste era el triunfo que nos faltaba para que España recuperara la ilusión por el baloncesto que se ganó en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles y se perdió en los de Barcelona. Yo no sé si en las radios volverá a haber carruseles exclusivos de baloncesto con 'super canasta Cola-Cao' y demás, pero éste es un paso muy importante. España ha perdido los complejos y el siguiente paso es el fútbol. El problema es que la selección del 'deporte rey' no vive ni los aires de renovación ni el espíritu ganador del equipo de baloncesto. Dicho de otra manera, Luis Aragonés no es Pepu Hernández.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Donde tendría que encontrar al gran Lunaro...Esto de la red es un pañuelo. En fin, los periodistas catalanes de Madrid no sabemos nada de usted, las altas esferas de la TV en directo borran los recuerdos, o eso parece. Y ya que el comentario es en una pieza de basquet, personalmente sería hoy más feliz si la que hubiera ganado fuera la selección catalana. Batalla perdida. María José. Besos desde Madrid

Diego López dijo...

Impresionante triunfo de España. Vaya baño le ha dado a Grecia. Por cierto, impresionante gesto de Pepu que tras enterarse anoche de la muerte de su padre, se quedó en Japón para dirigir a la selección en la final.

Felicidades a todos.

Ppio dijo...

No sólo Luis no es Pepu, sino que España tiene 4 NBAs y otros tres o cuatro con potencial para estar allí, mientras que en fútbol no hay un puñetero balón de oro desde la época de Suárez. Es lo que hay; además, el fútbol es sota,caballo, rey, y el basket exige otras cosas para entenderlo.

Belén dijo...

!!Viva nuestra selección!! Hemos vibrado, hemos sentido, hemos llorado y gritado!!

Garbajosa, Navarro, Gasol... Vivan nuestros héroes!!

Mi hermano jugaba al basket en un equipo que no subió a Primera B por falta de presupuesto. Yo vibraba viéndolos jugar; me encantaba el baloncesto. Seguí vibrando con el basket hasta Los Ángeles y luego lo abandoné un poco. Este Mundial ha sido la inyección que necesitaba para recuperar esa ilusión por vivirlo de nuevo.

Descanse en paz el padre de P.Hernández, y felicidades por su señorío en un gesto que le honra.

Belén.