martes, septiembre 19, 2006

NUEVA LEYENDA URBANA

Un periodista me ha contado una leyenda urbana como si fuera de verdad. El compañero era de otro medio de comunicación. El hombre me ha contado (quiero pensar que con buena fe) que el viernes pasado un sufrido ciudadano salió de un restaurante chino con una indigestión del 15 y acabó acudiendo a urgencias. Allí le hicieron radiografías y le detectaron un 'chip' de esos que llevan los perros para que no se pierdan.

Acabo de ver un monólogo de 'Paramount Comedy' firmado por el inigualable Ángel Martín y la frase no puede ser más sentenciosa: "Una leyenda urbana es algo que se inventa un borracho que se cree un gilipollas". Pues bien, para no parecer gilipollas llamé al hospital donde supuestamente atendieron al chico. No vaya a ser que me esté perdiendo la primicia informativa del año. Al rato, un alto cargo de ese hospital me llamó y me dijo que no le constaba y que lo había comprobado de mil maneras. Mi respuesta: "Es una leyenda urbana". La suya: "Pero es mejor que me hayas llamado". ¿Por qué lo dirá?

2 comentarios:

Marc dijo...

El clàssic problema del periodista que no comprova les seves fonts; per això el metge et va dir que millor que l'haguessis trucat. És el mal del treball periodístic, que no tenim temps a confirmar tres vegades una font, i després passa el que passa. Tu ja ho saps, o és que si t'arriba una notícia d'Efe i/o Europa Press la pots contrastar? Segons què, ho dones per vàlid i avall!

Pilar dijo...

De hecho, lo de mejor que hayas llamado es como lo de mejor que hayas consultado o mejor salir de dudas... coletilla médica para reforzar y reconfortar a quien consulta... no le des muchas vueltas.