domingo, abril 23, 2006

LO QUE VALE UNA AFICIÓN


En Bilbao el Valencia hizo tres goles en dos minutos y además en la recta final del partido. El equipo ché ganó al Athletic Club por 3-0 con una torrija impresionante de los jugadores vascos. Pues bien, acaba el partido y San Mamés grita "Athleeetic" como un solo hombre. A la misma hora, comenzaba el Real Madrid-Málaga en el Bernabéu, donde sólo había 25.000 personas. Cierto es que motivos tenían para pitar a su equipo...

En cualquier caso, el Athletic se juega la permanencia y el Madrid el segundo puesto en la Liga. Mientras en Bilbao, todo es apoyo de la afición más sabia de la Liga, en Madrid no hay más que indiferencia. Y lo peor es eso, la indiferencia, porque si yo alabo a alguien es porque le admiro y si le critico es porque le quiero, ya que deseo su mejora. Así que la indiferencia es la peor respuesta que puede haber.

Indiferencia y resignación es lo que tienen los blancos. Uno de sus principales iconos, Zinedine Zidane, ha perdido buena parte de su fútbol y considera que retirarse es lo mejor. Un central, Sergio Ramos, tiene que subir a marcar goles, porque los delanteros, entre ellos el gordo Cassano, no responden. La directiva está dividida y se reunirá este miércoles, que será cuando se acabe de materializar la ruptura... Y mientras el Barcelona se puede permitir el lujo de aplazar su alirón gracias al diluvio que cayó en Sevilla.

2 comentarios:

Luis García dijo...

Veo que has censurado mi mensaje sobre las 'medias verdades' en tu CV. Me choca, viniendo de alguien tan liberal y amante de la verdad...

Luis

javierlunaro dijo...

He censurado un mensaje que mentía y era ofensivo.