lunes, mayo 22, 2006

PRENSA DE VÍSCERAS


Creo que a estas alturas la mayoría de nosotros sabemos diferenciar la prensa del corazón de la prensa de vísceras. La prensa del corazón habla de los lujos de los famosos, sus relaciones y rupturas desde el respeto y la distancia, guardando unas normas mínimas. Ahí están los ejemplos de 'Hola' o de 'Corazón de...' en TVE. Pero hay una prensa que no va al corazón sino directamente a la víscera, a distorsionar la realidad aunque ésta sea tozuda. Es el ejemplo de revistas como 'Sorpresa' o de programas como 'Aquí hay tomate' de Telecinco.

Hoy me he indignado porque en el 'tomate' han insistido en el famoso tema de Pepe Navarro y han sacado a un amigo mío. Gaspar Rosety aparece como agresor de periodistas cuando en las imágenes no sale ni un solo puñetazo, ni un solo zarandeo. Lo que sí aparece es un grupo de buitres sedientos de carroña y que no paran de insultar y de amenazar con supuestas denuncias (la moda desde hace meses es culminar los discursos con la frase "y me voy a querellar contra ti"). Igual los reporteros estaban tan nerviosos porque sabían que volvían a sus redacciones sin el material que habían prometido a jefes que son más buitres que ellos y que no dudan en presionarles para sacar toda la víscera posible. Si quereis ver el vídeo, aquí lo teneis. Es un ejemplo claro de lo que no se debe hacer en periodismo.

8 comentarios:

Mr. Mamba dijo...

Yo también lo he visto y ha sido lamentable. 'Aquí hay mucha caspa' debería de llamarse este programa que cada día inventa gilipolleces nuevas relacionadas con gente fallecida y a la que siempre tratan de echar mierda.

Salut

Diego López dijo...

En fin, es un ejemplo de lo que los periodistas o los que queremos ser periodistas no tenemos que hacer.

Me da tristeza saber que existen esos programas por que no suelo verlos. Lo que pasa que en este país vende mucho eso, somos así.

Jessica dijo...

Sobre este tema, recomiendo el libro ¡Mírame, Tonto!, de Mariola Cubells, que resume muy bien los entresijos que se cuecen en las entretelas de los programas televisivos, no sólo del corazón, sino también de vísceras para carroñeros tipo El Diario de Patricia, Sorpresa Sorpresa y derivados.

Es vomitivo no sólo cómo se aprovechan de famosos y pseudo-famosos, sino aún peor, de gente anónima para llenar horas y horas de programación vomitiva.

javierlunaro dijo...

Gracias por tu sabia aportación... Leeré el libro.

Bebeto dijo...

Sí es cierto que son una verdadera bazofia estos programas sí, pero..., ¿quién tiene la culpa de que se emitan? ¿Se la seguiremos echando a las televisiones, como siempre?

Anónimo dijo...

Digo yo que estos periodistas (Navarro, Rosetu, Gcía Hirsh...) deberían negarse a trabajar en medios que emitiesen contenidos de esta naturaleza, ¿no?

javierog dijo...

La prensa rosa es la hez del periodismo.

Anónimo dijo...

Sí,pero el propio Navarro fue el padre intelectual de engendros televisivos como la Veneno. Y Rosety y cía han compartido parrilla con programas hediondos. LA ética tiene un precio, parece.