viernes, mayo 05, 2006

PERNÍA SELECCIÓN


"¿Qué sentirá usted cuando oiga el himno de Chile?". Xabier Azkargorta no sabía que cara poner ante una pregunta tan estúpida. El que por entonces era seleccionador chileno pagaba de esa manera su origen español (o vasco, para que nadie se enfade). Los periodistas le echaban en cara algo tan circunstancial como su pasaporte.

En un mundo cada vez más inter dependiente, más globalizado, lo normal es encontrar jugadores o técnicos extranjeros en selecciones de otros países. El caso de Mariano Pernía es otro más, pero lamento que Luis Aragonés no haya querido incorporarlo a la lista previa para el Mundial de Alemania. Me da pena, porque Pernía es un gran lateral izquierdo, de extraordinaria llegada, con gol, un potente disparo, buena técnica y físicamente en plenitud. El hijo del que fuera mítico jugador de Boca Juniors reune condiciones más que suficientes para estar en un Mundial. Así que dejo clara mi discrepancia.

Por cierto, ¿a vosotros qué os parece?, ¿sobra o falta alguien? Aquí va la lista: Antonio López, Fernando Torres y Pablo Ibáñez (Atlético de Madrid); Cesc y Reyes (Arsenal), Iniesta, Puyol y Xavi (Barcelona); Joaquín y Juanito (Betis); Del Horno (Chelsea); Capdevila (Deportivo); Luis García, Morientes, Reina y Xabi Alonso (Liverpool); Casillas, Salgado, Raúl y Sergio Ramos (Real Madrid); Albelda, Baraja, Cañizares, Marchena y Villa (Valencia); Javi Venta y Senna (Villarreal).

4 comentarios:

Antihéroe dijo...

Yo sigo siendo un romántico y sigo diciendo que la roja la deben de vestir los nacidos en España. Me niego a creer que Pernía o Senna son superiores a los nuestros.

javierlunaro dijo...

Por esa misma razón, en el Real Madrid debería haber sólo madrileños y en el Barça sólo catalanes.

javierlunaro dijo...

Por esa misma razón, en el Real Madrid debería haber sólo madrileños y en el Barça sólo catalanes.

Anónimo dijo...

Yo no se si es adecuado llevar a Pernía a la selección, porque para esto estan los entendidos, lo que si tengo claro una cosa, que con Luis Aragones vamos a irnos a casa a las primeras de cambio, y no se le meterá tanta caña como a Clemente ni al bueno de Iñaki Saez.