domingo, enero 01, 2012

MUCHOS PERIODISTAS TRABAJAN EN PRECARIO Y EL PARO ESTÁ EN EL 30 POR CIENTO

Mi amigo Juan Armenteros me ha enviado un artículo aparecido en la web www.cuartopoder.es que repasa lo que ha sido 2011 para la profesión periodística. La sola lectura del siguiente texto te lleva a la conclusión de que en España, tal y como están las cosas, es casi imposible la libertad de expresión y una información mesurada, rigurosa e independiente.


El pasado miércoles se cumplió un año del cierre del canal de televisión, CNN+, que a pesar de su innegable calidad, no era rentable. En estos últimos días ha estado moviéndose, por las redes sociales, el video El Periodista & El Camarero (arriba), que narra el día a día de un periodista que, para pagar el alquiler, trabaja de camarero. Ha pasado un año y todo sigue igual, de mal. El periodismo está perdiendo relevancia en una sociedad en la que los políticos quieren voceros de lo que quieren contar, las empresas no quieren perder dinero y el público cree que los periodistas son unos privilegiados.

Lo primero en que nos fijamos en el resumen de lo que ha ocurrido en los medios de comunicación en 2011 es la cifra récord de desempleo (9.937 desde el comienzo de la crisis, el 30% del total). El número de periodistas desempleados aumenta mes tras mes. No ha habido uno en que no haya cerrado un medio o se haya hecho un ajuste brutal en la plantilla de otro. El mes de enero nos sorprendió con el anuncio del Grupo Prisa de despedir a 2.500 empleados . La más perjudicada ha sido su división de televisión, pues la reestructuración coincidió con la venta de Cuatro a Tele 5, pero también ha habido despidos en Cinco Días y en Prisa Radio. Los periodistas de El País, después de meses de tensión con la empresa, consiguieron aprobar un convenio colectivo, que evita que exista una redacción de primera y otra de segunda división.

Otra cabecera nacional, Público, sufrió un ajuste de personal, acuciada por la disminución de la publicidad. En un principio se pretendía despedir a 39 los periodistas, aunque tras la amenaza de huelga, la crisis se resolvió con un ERE temporal para toda la plantilla y algunas bajas voluntarias. Tan mal están las cosas en la prensa escrita que hay periódicos que cierran antes de abrir. Fue el caso de La voz de la calle, diario en papel, que no llegó a salir por falta de respaldo económico.

Unidad Editorial tampoco se libra de la crisis. En el mes de junio suspendió sus emisiones Veo 7 y provocó la pérdida de más de 200 puestos de trabajo. Además parece que este grupo quiere mantener un año más la congelación salarial que ha sufrido en 2011.

Siguiendo con los grandes grupos editoriales, Vocento ha cerrado practicamente La 10, su cadena de televisión, eliminando los programas e informativos y emitiendo películas y series. En la radio, un gran número de emisoras locales que estaban asociadas con Punto Radio (ahora llamada ABC Punto Radio) han cerrado, dejando en la calle a bastantes periodistas y empobreciendo la oferta de los oyentes, al dejar de emitirse programacion local.

La fusión de La Sexta con Antena 3, además de la reducción de la oferta de televisión a dos grupos, ha traído como efecto colateral el cierre de ADN, periódico gratuito, al que sus propietarios no han querido destinar más recursos y que ha supuesto el despido de más de 60 periodistas.

Si los medios privados están mal, los públicos no se puede decir que estén mejor. El presidente de RTVE dejó su cargo en el mes de julio y el Parlamento aún no ha elegido uno nuevo. Mientras tanto, en medio del desgobierno, los consejeros del ente decidieron unilateralmente acceder al editor Inews, y tener conocimiento de la información antes de que se emitiera. El clamor que surgió entre los profesionales de la casa y de los medios en general les hizo cambiar de opinión de un día para otro.

A las televisiones autonómicas no se les augura un futuro muy brillante. En Telemadrid parece que el director quiere hacer un recorte drástico de plantilla en el año que entra. Otras como TV3 han sufrido un recorte en los sueldos de sus profesionales y la RTPA, la televisión del Principado de Asturias, tiene su continuidad pendiente de un hilo. El ejecutivo de Cascos no les abona la partida presupuestaria de 2011, con lo que no puede pagar ni a sus empleados ni a las empresas que le hacen la programación.

El último goteo de periodistas despedidos en televisión autonómica lo vimos hace unos días en la Televisión de Castilla y León. La gestión pertenece a una empresa privada que, tras una inspección de la Hacienda Pública, debe hacer frente a una reclamación por el IVA no ingresado, de diez millones de euros. A pesar de haber recurrido la resolución, el pago de esa suma obliga al despido de 37 profesionales. La empresa no ha planteado un despido objetivo sino que ha indemnizado a todos con 45 días por año.

Durante este año se han producido movimientos en la profesión, que dan cierta esperanza: #sinpreguntasnocobertura es una iniciativa de la FAPE y la APM, para denunciar a los políticos que hacen declaraciones públicas sin admitir preguntas. Un número muy elevado de medios de comunicación firmaron el manifiesto, en el que se comprometían a denunciar las conductas contrarias al derecho a la información. El comportamiento del presidente del gobierno Mariano Rajoy, es la prueba palpable de que la iniciativa aún no ha tenido mucho éxito.

#gratisnotrabajo, movimiento impulsado en las redes por la APM, tras la denuncia de una periodista, a la que ofrecieron un trabajo con unas condiciones económicas precarias, generó en las redes sociales una avalancha de compañeros, que denunciaban ofertas de trabajo inmorales o directamente ilegales. La presidenta de la APM afirmó a cuartopoder.es que la asociación creará un observatorio para canalizar todas las quejas y que no caigan en saco roto.

Lo relatado hasta ahora parece que puede empeorar en 2012, pues se prevé una reducción de los ingresos publicitarios para el año que empieza. Hemos preguntado a dos directores de medios, que esperan ellos del 2012. Alberto Pozas, director de la revista Interviú fue tajante: “El año que acabamos no permite presagiar nada bueno para los medios de comunicación en 2012. Seguimos inmersos en un proceso de colocar las cabeceras al lado no de ideologías, sino de siglas políticas, lo que se traduce en pérdida de imagen y prestigio ante la opinión pública. También nos dio dos claves para paliar el deterioro profesional: “Rigor y profesionalidad son la receta que nos puede ayudar.” Por su parte, Jesús Maraña, director de Público pronosticó: “No puedo ser optimista en lo que se refiere a los medios convencionales. Si en 2011 han desaparecido miles de puestos de trabajo en los medios de comunicación, el año próximo pinta un paisaje similar o incluso peor. Los ingresos por ventas siguen a la baja y los de publicidad no remontarán (probablemente nunca) a las cifras anteriores a la crisis; más bien al contrario: la obsesión empresarial por el recorte de gastos empieza por la publicidad, clave del negocio periodístico. También nos dejó un deseo para el año que empieza: “que el esfuerzo de adaptación a las nuevas plataformas por parte de los periodistas se vea compensado por el hallazgo de fórmulas rentables de comunicación periodística en las redes sociales”.


"Mi precariedad es tu desinformación" es el lema del Sindicato de Periodistas de Andalucía, al que pertenezco. Si haces click aquí, encontrarás a la federación que engloba a los diferentes sindicatos de periodistas españoles.

3 comentarios:

Armenteros dijo...

Esta bien, amigo Lunaro, que difundamos los males de nuestro oficio. Entiendo que el primer paso para solventar un problema es conocerlo en profundidad. Conoces, como yo, muchos de los males del periodismo actual y me temo, intuyo que tú también, que los periodistas estamos perdiendo libertad e independencia, y los ciudadanos derecho a información veraz y calidad democrática. Es preocupante.

javierlunaro dijo...

Un ejemplo es la figura del 'free lance'. En los países anglosajones están muy prestigiados. Por ejemplo, en los debates electorales hay uno o dos 'free lances' que preguntan a los candidatos. Aquí en España un periodista que trabaje a cuenta propia es carne de cañón y se puede morir de hambre.

javierlunaro dijo...

Cuando hablo de "debates electorales" me refiero en concreto a las elecciones en Estados Unidos... con todos los defectos que tiene la "democracia" en ese país.