miércoles, enero 04, 2012

LA OBRA DEL NUEVO GOBIERNO DE ESPAÑA

Quien quiera pensar en más libertad religiosa con el nuevo gobierno del PP, quizá tenga razón, pero será más libertad para los católicos. En particular, la secta del 'Opus Dei', la de San Josémaría Escrivá de Balaguer (foto), va a tener mucho poder como gran 'lobby' del nuevo ejecutivo español. He mirado ministro por ministro y nadie le hace ascos a una de las organizaciones más manipuladoras y clasistas del mundo.

El mismísimo Mariano Rajoy estudió con los jesuitas y no muestra ningún rechazo a la Obra. Por eso ha nombrado ministro a Jorge Fernández Díaz, por ejemplo. Y es que el nuevo titular de Interior es miembro supernumerario del Opus Dei. Ha sido vicepresidente tercero del Congreso en la última legislatura. Fue el impulsor del homenaje de la Cámara a Sor Maravillas, un acto para el que contó con la ayuda del entonces presidente del Congreso José Bono, que acabó echándose atrás ante las críticas de su propio partido. Su afiliación religiosa se ha dejado sentir en numerosas ocasiones. Para él, la Ley del Aborto, el matrimonio homosexual o Educación para la Ciudadanía "ofenden a cualquiera con un mínimo de conciencia sobre la dignidad del ser humano y la familia".

El ministro de Agricultura Miguel Arias Cañete estudió en los jesuítas de Chamartín, ha hecho comentarios xenófobos contra los camareros inmigrantes y se ha expresado en contra de los matrimonios homosexuales. La responsable de Sanidad Ana Mato también es cercana al Opus. Afirmó que la última reforma de la Ley del Aborto es "una barbaridad". Para ella, la interrupciión voluntaria del embarazo es un "drama".

Al frente de Fomento tenemos a Ana Pastor, de profundas convicciones religiosas. Está contra la ley que permite el matrimonio de personas del mismo sexo, la reforma de la regulación del aborto o las polémicas educativas. Ha definido a la familia como "pieza fundamental de la sociedad". Pero como decía el famoso dibujo animado "no se vayan todavía, que aún hay más": Cristóbal Montoro, el de Hacienda, es también próximo al Opus. José Ignacio Wert, que se encargará de una materia tan sensible para nuestro futuro como Educación y Cultura, es un democristiano de toda la vida.

El ministro de Defensa Pedro Morenés es cercano a la Obra y, dicho sea de paso, está especialmente vinculado a la industria bélica y empresas de seguridad. Hasta ahora dirigía la filial española de la empresa europea de misiles MDBA y, desde hace pocas semanas, Seguribérica, la firma que presta seguridad a los atuneros españoles que faenan en el Índico. Por otra parte, también han estudiado con los jesuitas José Manuel García-Margallo, que lleva la cartera de Exteriores, y José Manuel Soria, ministro de Industria y Energía.

Pero aquí no se acaba la cosa. Nadie tose al Opus Dei en casi ningún rincón del partido gobernante. Y si no que se lo pregunten a Alejandro Agag, Federico Trillo, Jaime Mayor Oreja, Juan Cotino, Jesús Cardenal, Juan José Lucas, Margarita Mariscal de Gante, Isabel Tocino, José Manuel Romay Beccaría, Andrés Ollero, Julia García Valdecasas, José María Michavila, Juan Ramón Calero, Joaquín Abril Martorell y así un largo etcétera.

A partir de aquí, desde este blog quiero dejar claro algo: me parece respetable un gobierno que aplique criterios católicos a sus políticas, pero no estoy a favor. Para mí no hay nada menos democrático que no tener en cuenta a las minorías, y en ese sentido el del PP se anuncia como un gobierno muy antidemocrático. Estamos hablando de laicidad, de la neutralidad del Estado y de la promoción del libre pensamiento.

Pero podemos hablar del Opus, de su estructura totalmente vertical y propia de la peor de las sectas, del trabajo de sus miembros sólo para la Obra como si no hubiera más dios que lo del Opus, de las oblgaciones que impone a sus extensas familias, de la sexualidad únicamente reproductiva, del machismo, del racismo, del clasismo y de la homofobia, de cómo una persona miembro de la Obra con un escape de agua en casa tiene que pedir permiso a su superior para saber si él le deja pagar a un fontanero, ya que el presupuesto lo tiene totalmente controlado.

Es la endogamia entre los empresarios del Opus, de cómo colocan a miembros significados al frente de diferentes corporaciones, como el el Banco Popular, presidido por uno de sus numerarios, Luis Valls Taberner, y por su hermano, Javier. Y hay más empresas: BBVA, Banco Santander, Fondo Monetario Internacional, Real Automóvil Club de España (RACE), Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Banco de Navarra, Rioja Alta SA, Instituto de Estudios Económicos, Ono Telecomunicaciones, Ediciones Rialp, Cementos Molins y Corporación José María Aristraín. Por cierto, el ganadero y agricultor Álvaro Dornecq también es miembro insigne del Opus Dei y la Comisión Nacional del Mercado de Valores estuvo un tiempo en manos de Juan Fernández Armesto, otro miembro de la Obra.

En el ámbito de la Justicia, tendremos actuaciones acordes a la secta venidas de los jueces José Luis Requero, Luis Román Puerta, Antonio Martí y Vicente Conde, y los fiscales Jesús Cardenal, Jesús Santos y Antonio del Moral. Y ni que decir tiene que el Opus busca perpetuarse a través de la enseñanza. Además de la Universidad de Navarra, con sus 20 facultades y su clínica universitaria, el Opus controla también el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE).

Pero si la web oficial del Opus dice que que "difunden el mensaje de que el trabajo y las circunstancias ordinarias son ocasión de encuentro con Dios, de servicio a los demás y de mejora de la sociedad", hay que publicarlo de alguna manera. Para eso están los medios cuyos jefes son de la Obra: Intereconomía, La Gaceta, Expansión, Actualidad Económica, Marca y Telva, entre otros. Entre los periodistas y "opinadores" vinculados con el Opus Dei están Justino Sinova, Pilar Urbano, José Antonio Vidal-Quadras, Ramón Pi, Juan Kindelán, Miguel Platón, Covadonga O'Shea, José Apezarena y Ricardo Estarriol. Sin olvidar a periodistas deportivos como Eduardo Inda y Manuel Saucedo. Incluso Paco García Caridad (foto), que es el director de Radio Marca, no se quiso perder la santificación de Josémaría Escrivá de Balaguer en plena Ciudad del Vaticano.

¡Menudo personaje Escrivá! Según el blog de Jonathan García López "Veritas liberabit vos", para el fundador del Opus las mujeres son inferiores y despreciables. De ellas dijo que "deberían ser como una alfombra donde la gente puede pisar". Las considera seres que no deben ilustrarse. Y es que según la máxima 946 de su libro más importante 'Camino' "ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas...".

Escrivá enseña quitarse el corazón, los sentidos y emociones en favor de Dios (máximas 166, 181, 188). La máxima 367 dice que hay que enseñar a los miembros del Opus a ser bellos e inteligentes, y deben mirar a los demás como inferiores o animales. Se les enseña a trabajar secretamente a las espaldas de los demás (máxima 643). El carisma de San Josémaría, cuya fiesta se celebra el 26 de junio para quien quiera conmemorarlo, hizo el resto para conquistar almas espiritualmente "pobres" e influir en empresas y gobiernos... como ahora el de España

Doy ahora algunos enlaces con diversos puntos de vista:
- Página oficial del Opus Dei
- Página de homenaje a Escrivá de Balaguer
- Interesante artículo de Wikipedia sobre Josémaría Escrivá de Balaguer
- 'Gracias a Dios nos fuimos', web de ex miembros de Opus Dei que ofrecen testimonios estremecedores
- Blog 'Sin miedo al Opus Dei'
- Artículo "Las sectas religiosas: el Opus Dei", del blog 'Despierta tus oídos'

Venga, ¡a comentar, que aquí hay debate!

5 comentarios:

nueva gomorra dijo...

Menuda santida la de este pavo. Menuda obra...

Armenteros dijo...

¿Aparatarán algún día de nosotros el cáliz con el que nos vienen atizando desde hace tanto, tanto tiempo? Por cierto, manipuladora, Lunaro, manipuladora.

Luis Sanchez dijo...

Lunaro, como miembro Supernumerario, te invito a acercarte a cualquier medio de formación, etc., que asistimos nosotros, como cualquier cristiano...y decirte, que la mitad de los que mencionas, no son miembros del opus dei...el opus dei no es una empresa, ni nada por el estilo...de verdad! te animo a que te acerques a cualquier centro en tu ciudad...! Y lo de racistas...por favor...! ;)
Paz y bien.

Anónimo dijo...

Deseo la libertad, la igualdad y la fraternidad. Bienvenidos a mi blog. Está abierto a todos vuestros comentarios....SERA USTED MASON?

Anónimo dijo...

Yo tambien fui del opus hace mucho mucho.
Y realmente no sabeis porque no soportaba a las mujeres el "amigo" escribá? Pues porque no le gustabán. Preferia a los jovencitos.