domingo, abril 29, 2012

MÁS POBREZA, MENOS VALORES, MENOS IGUALDAD

Más pobreza. Las cifras de paro me dan igual. Lo que realmente me preocupa es cuántos hogares puede haber con todos sus miembros en paro, sin ingresos de ningún tipo. Estamos hablando de 1.700.000 familias. Mañana ayudarán los padres, pero pasado mañana no llegará la pensión, si el piso es el de los progenitoros aquello será el camarote de los hermanos Marx, si el piso es de propiedad con hipoteca pagada les cortarán la luz, si la hipoteca se deja de pagar se tendrán que ir del piso y si es de alquiler mejor no hablar. Por lo tanto, aparece una nueva generación de pobres que hace que este país sea un lugar cada vez peor para vivir.

Menos valores. El futuro tampoco es bueno. Entre la población más joven la mitad no trabaja. Al salir de la ESO y de la Universidad, en el mejor de los casos, el terreno a pisar es un desierto sin fín. Además, la gente de 16 años en adelante está creciendo con unos valores que no tienen nada que ver con la cultura del esfuerzo, el mérito y el trabajo en equipo. Si a eso le añadimos las encomiables muestras de corrupción por parte de la clase política, los acuerdos entre los supuestos defensores de los trabajadores y los poderosos, equivalentes a la peor bajada de pantalones, sin olvidar el magnífico ejemplo de Su Matestad "no-lo-volveré-a-hacer-más", nos encontramos con unos ejemplos de enriquecimiento personal a cualquier precio que empujan a la gente o poner pies en polvorosa.

Menos igualdad. En este blog hemos hablado mucho de los amplios defectos que tiene la democracia actual en España. Desde mi punto de vista, el grado de calidad de una democracia se distingue por el grado de respeto a las minorías. La educación pública, laica e igualitaria está en una profunda crisis. Y de la sanidad, mejor no hablar. 'El País' ha publicado hoy ejemplos de personas que van a dejar de tener tratamientos fundamentales para que estos seres humanos se puedan mantener con vida. Van los siguientes ejemplos, en los que puedes hacer click:

- Un portador del VIH no recibirá la medicación requerida.
- Una mujer no podrá tratarse contra la esquizofrenia.
- Un enfermo del corazón se queda sin cobertura sanitaria.
- El metabolismo de las proteinas de los alimentos en dos niñas está en peligro.
- Un último caso de enfermo del corazón que se puede quedar por el camino.

Alguien me llamará demagogo, ¿pero qué va a pasar con los enfermos de cáncer?

3 comentarios:

victoriano dijo...

Cada dia que pasa, estoy más convencido, que tanto el gobierno saliente como el entrante, son una pandilla de inutiles, creo que Rajoy ya que se a puesto a hacer recortes, deberia ser valiente y eliminnar las subvenciones a sindicatos, partidos politicos y patronal, pero la sanidad y la educación ni tocarla, seria una forma de demostrar que el que gobierna es el, animo y no se acojone señor Rajoy.

La Panacea dijo...

Yo pondria un titular: Por esta España, no lucharon mis padres.

Soy joven, soy trabajadora, soy madre, soy emprendedora, soy todo aquello que ellos me enseñaron que debía ser...y me encuentro con esto, ¿qué debo enseñarle a mi hija?

Anónimo dijo...

Difícil encrucijada la tuya, Panacea. Como esto es la selva, tu hija se tendrá que dejar llevar por su instinto.